LA HABANA (AP) — Una compañía musical del Estado cubano expandió el miércoles su acuerdo con el gigante del entretenimiento Sony, en una muestra del continuo progreso en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Cuba.

Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales de Cuba, conocida como EGREM, posee los derechos para trabajar con miles de artistas cubanos, incluidos renombrados músicos como Benny Moré, Chucho Valdés y Omara Portuondo.

Bajo el acuerdo, la disquera Sony/ATV, con sede en Estados Unidos y la más importante del mundo, otorgará las licencias de derechos de melodías del catálogo de EGREM a clientes del sector televisivo y cinematográfico, servicios de streaming y otros clientes.

Funcionarios de Sony/ATV dijeron que recibirán la comisión estándar por las ventas de propiedades de EGREM, pero se negaron a revelar los términos precisos del acuerdo. Sony Music firmó en 2015 un contrato para distribuir álbumes de artistas de EGREM en todo el mundo.