BRATISLAVA, Eslovaquia (AP) — Manifestantes eslovacos planean tomar las calles de nuevo el lunes para exigir una investigación exhaustiva por el asesinato de un periodista de investigación y su prometida, así como cambios en el gobierno.

Más de una semana después de que se encontraron los cuerpos de Jan Kuciak y Martina Kusnirova en la casa donde ambos vivían, el presidente Andrej Kiska dijo que Eslovaquia enfrenta una “crisis política seria” debido a una caída en la confianza pública en el estado.

Kuciak estaba trabajando en una historia sobre la influencia de la mafia italiana en Eslovaquia y sus lazos con personas cercanas al primer ministro eslovaco, Robert Fico.

Después de que miles de manifestantes marcharon el viernes para rendir homenaje a Kuciak, se planean más manifestaciones, esta vez directamente dirigidas al gobierno, que incluyen una marcha en Bratislava.