COL D'IZOARD, Francia (AP) — El británico Chris Froome retuvo la camiseta de líder y afianzó sus esperanzas de un cuarto título del Tour de Francia, al concluir el jueves la 18va etapa, ganada por el francés Warren Barguil, quien se impuso en las difíciles cuestas del Col d'Izoard.

Froome perdió un puñado de segundos sobre el francés Romain Bardet, que se trepó al segundo puesto en la clasificación, desplazando al tercero al colombiano Rigoberto Urán.

Pero Froome aún le lleva a Bardet 23 segundos, un margen que será difícil de borrar para el francés ahora que el Tour se va de los Alpes. La última oportunidad es la contrarreloj del sábado, pero Froome brilla en esa disciplina.

"Yo lo di todo, pensé que me iba a sofocar cuando crucé la meta”, dijo Bardet. “No lamento nada. Hice todo lo que pude”.

Froome se mostró aliviado de dejar atrás los Alpes. Las montañas pueden golpear al mejor de los ciclistas y ahora que pasaron, no quedan obstáculos para que Froome se lleve su tercer título consecutivo. Su primero fue en el 2013.

Aunque no es enorme, su ventaja es lo suficiente para que no tenga que tomar riesgos innecesarios en la enrevesada contrarreloj de Marsella. La etapa del viernes a través de Provenza no es lo suficientemente difícil para provocar cambios grandes en la cima y el tramo hacia París es mayormente una procesión.

"Estoy feliz de haber cruzados los Alpes sin problemas grandes”, dijo Froome. “Normalmente encuentro los Alpes más difíciles”.

Barguil se despegó en busca del triunfo en la etapa cuando aún quedaban seis kilómetros (cuatro millas) por tremar a la cima del paso de Izoard, un paisaje casi lunar de talud y deslizamientos de rocas en el aire enrarecido de una altitud de 2.360 metros.

Se despegó del grupo de Froome y gradualmente alcanzó a los ciclistas delante de él en las pronunciadas curvas y la empinada subida _ el último de ellos el colombiano John Darwin Atapuma cuando le quedaba 1,5 kilómetros al ascenso.

De ahí en adelante, Barguil laboró solo para ganar la primera etapa en concluir en la cima del Izoard en los 114 años del Tour. Barguil ganó también en los Pirineos el 14 de julio.

La subida mostró además lo que se volvió claro la víspera en el primer día de grandes montañas alpinas: que Froome es super fuerte y solamente Urán y Bardet son capaces de seguirle el paso.

Ellos dos son ahora los únicos a menos de un minuto de Froome, luego que el italiano Fabio Aru continuó declinando en la tabla general.

Al llegar a los Alpes, Aru era segundo, pegado a Froome. Ahora ha caído a quinto, casi dos minutos detrás.

El colombiano Nairo Quintana anda 12do en la posición general, tras llegar a la meta 11no.