NUEVA YORK (AP) — La NFL impuso un partido de suspensión a Andrew Sendejo, safety de los Vikings de Minnesota, por propinar un duro golpe durante el partido que su equipo ganó el domingo frente a los Ravens de Baltimore.

De acuerdo con la liga, Sendejo infringió las reglas de seguridad, al golpear directamente en la cabeza a Mike Wallace, receptor de Baltimore, cuyo casco salió volando por la colisión. En el partido, se castigó a Sendejo por rudeza innecesaria.

En una carta a Sendejo, Jon Runyan, vicepresidente de operaciones deportivas de la NFL, indicó que “la infracción fue flagrante y amerita una suspensión porque pudo haberse evitado”.

“Fue violenta, directamente a la zona de la cabeza y el cuello, y representó un riesgo injustificado de lesión grave para usted y para un adversario”, añade la carta.

Sendejo podrá volver al plantel de jugadores en activo el lunes de la próxima semana. Se perderá el partido de Minnesota en Londres ante los Browns de Cleveland.

Sin embargo, puede apelar la suspensión en tres días hábiles.