CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — Jueces, fiscales, magistrados de Corte Suprema de Justicia, Cortes de Apelaciones y Corte de Constitucionalidad, así como abogados particulares se cuentan entre los 39 aspirantes a suceder a Thelma Aldana, la fiscal general que llevó a juicio a dos expresidentes y ha pedido que se retire la inmunidad al actual presidente.

Aldana deberá dejar el cargo de fiscal general y jefa del Ministerio Público en mayo próximo al cumplirse su cuatrienio.

La elección del sucesor será muy vigilada por sociedad civil, y varias organizaciones han llamado a la población a mantenerse alerta, pues el próximo fiscal deberá dar seguimiento a una solicitud de retiro de la inmunidad contra el presidente Jimmy Morales, solicitado por Aldana en un caso de presunta corrupción y que aún está pendiente de resolución en la Corte de Constitucionalidad.

La tarea de sustituir a Aldana no será fácil. Ella logró, junto con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala de la ONU (CICIG), investigar y llevar a juicio al expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015), acusado de corrupción, además de cientos de personas acusados de los mismos delitos y a más de 30 estructuras del crimen organizado. Aldana también investigó al expresidente Álvaro Colom (2008-2012), detenido la semana pasada por un caso de corrupción, quien guarda prisión preventiva mientras se decide si será investigado. Las organizaciones sociales tienen puestos más que los ojos sobre el listado de los 39 candidatos de donde saldrá su sustituto.

El viernes finalizó el tiempo de recepción de los expedientes de los aspirantes, que pasan ahora a una Comisión Postuladora, integrada por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, los decanos de las facultades de derecho y miembros del tribunal de honor del Colegio de Abogados. Estos deberán entregar un listado de seis candidatos al presidente Jimmy Morales, quien elegirá al fiscal para los próximos 4 años.

Uno de los postulantes es el juez Miguel Ángel Gálvez, quien procesó y envió a juicio al exdictador José Efraín Ríos Montt, en el primer caso por genocidio que se juzga en el país. “Creo que es momento de participar, lleno los requisitos y aunque sé que es difícil por las decisiones judiciales que se han tomado, es importante participar”, dijo Gálvez a The Associated Press.

El juez también decidió enviar a prisión pa Pérez Molina y varios miembros de su gabinete y ordenó que fuera a juicio por la acusación de una millonaria defraudación aduanera, algo que el expresidente siempre ha negado.

Otra de las propuestas es Claudia Escobar, una exjueza que tuvo que irse al exilio tras denunciar que el expresidente del Congreso Gudy Rivera había intentado sobornarla para favorecer a miembros del gabinete de Pérez Molina. Rivera fue sentenciado y purga una condena de prisión.

La batalla contra la corrupción que ha puesto a Guatemala como ejemplo en el mundo y que lideran la fiscal general y la CICIG aún no termina, ya que el próximo fiscal es fundamental para que funcione la mancuerna en la siguiente fase de los procesos judiciales por corrupción, la de los juicios y condenas.

En diciembre pasado, Iván Velásquez, titular de la CICIG, dijo en una entrevista a AP que de no elegir a un fiscal probo y que no quiera seguir la lucha contra la corrupción “sería desastroso” para el país.

Y en el listado de aspirantes no todos tienen la disposición de seguir con esa lucha. La organización JusticiaYa, una plataforma ciudadana gestada a partir del 2015 y de manifestaciones de la población para exigir la salida de Pérez Molina, mantiene una veeduría sobre el proceso y ha señalado a varios aspirantes como los menos idóneos para ocupar el cargo. Mientras la organización Alianzas Por Reformas, que busca reformar leyes que fomenten la inclusión y la justicia, ha solicitado a las Cortes, se les ampare para que obligue a la Comisión Postuladora recibir tachas contra los aspirantes cuestionados y elegir al próximo fiscal general más idóneo.