CARACAS (AP) — Un tercer alto oficial de la Guardia Nacional de Venezuela será procesado por su supuesta relación con el ataque con drones que sufrió el presidente Nicolás Maduro a inicios de mes por el que fueron arrestados un general y un coronel y diputado opositor, anunció el miércoles el fiscal general.

El general de la Guardia Nacional, Héctor Hernández Da Costa, fue presentado el domingo en tribunales junto con otras seis personas para ser procesadas por el caso, confirmó Tarek William Saab.

Las autoridades no han informado hasta el momento los cargos que le serían imputados.

Hernández Da Costa, exjefe del comando antidrogas de la Guardia Nacional, fue apresado cerca de la madrugada del 15 de agosto en su residencia, en el este de la capital, por supuestos miembros de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

El momento en el que supuestos funcionarios militares intentaban entrar al apartamento donde reside el alto oficial junto a su familia fue captado en algunos videos que se difundieron en las redes sociales. En una de las grabaciones Hernández Da Costa señala que miembros del DGCIM llegaron a su vivienda "sin ninguna orden de aprensión y me quieren obligar a la fuerza a que los acompañe".

"Me declaro inocente de cualquier situación que se me quiera atribuir de una manera perversa", agregó.

Por el ataque con drones que sufrió Maduro durante un desfile militar en el centro de la capital fueron detenidas unas 14 personas y otras 43 resultaron implicadas, y se solicitó la extradición de nueve supuestos implicados que estarían en Estados Unidos, Colombia y Perú, entre ellos el expresidente de la Asamblea Nacional y dirigente opositor, Julio Borges, quien en la actualidad reside en Bogotá.

Entre los detenidos están el general Alejandro Pérez Gámez, director de los Servicios para el Mantenimiento del Orden Interno de la Guardia Nacional, y el coronel de la Guardia Nacional, Pedro Zambrano Hernández, quien era procesado desde inicios de año por su supuesta vinculación con un asalto que se registró en agosto de 2017 en el fuerte militar Paramacay, en el estado central de Carabobo.

También fue arrestado y presentado en tribunales el diputado opositor Juan Requesens, que fue inhabilitado por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

Requesens, de 29 años, fue imputado de los delitos de traición a la patria, homicidio en grado de frustración contra Maduro y siete militares que resultaron heridos en el hecho, terrorismo, asociación para delinquir, instigación pública continuada y posesión ilícita de armas y municiones, por los que podría enfrentar una condena de prisión de más de diez años de ser declarado culpable. La detención del opositor fue condena por la Asamblea Nacional --que controla la oposición-- y otros parlamentarios y políticos regionales que señalaron que en su caso se violó el precepto constitucional de la inmunidad parlamentaria.

En la acción contra Maduro del 4 de agosto se emplearon dos dones con supuestos explosivos. Uno de los aparatos sobrevoló cerca de la tribuna presidencial y fue desorientado con equipos inhibidores de señales activados por las autoridades, mientras que el segundo perdió el control y cayó en un edificio cercano, informó el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol.

_____

Fabiola Sánchez está en Twitter como: https://twitter.com/fisanchezn