WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump incrementó el martes sus críticas al secretario de Justicia Jeff Sessions, ridiculizándolo como "muy débil" y negándose a decir si despedirá a su otrora aliado político.

Fue una reprensión pública que incluso algunos republicanos rechazaron.

A lo largo de un día lleno de tuits y declaraciones nada sutiles, Trump lamentó su decisión de haber elegido a Sessions para su gabinete y no comentó sobre lo que le depara el futuro al exsenador.

"Vamos a ver qué pasa", dijo Trump. “El tiempo lo dirá”.

Sus críticas cada vez más intensas azuzaron la especulación de que el secretario de Justicia podría renunciar incluso si el presidente no lo despide. Sin embargo, varias personas cercanas al exsenador de Alabama dijeron que él no tiene planes de dimitir.

En privado, un Trump furioso les dijo a su círculo de personas cercanas que Sessions había sido desleal cuando se desvinculó de la pesquisa federal sobre la intervención de Rusia en las elecciones presidenciales y la posibilidad de que Moscú haya colaborado con la campaña de Trump. El mismo Sessions se reunió con el embajador ruso en Estados Unidos, Serguei Kislyak, antes de las elecciones en representación de la campaña del ahora presidente, y por lo tanto se desvinculó de la pesquisa.

Como lo había dicho anteriormente, Trump puntualizó que pudo haber “simplemente elegido a alguien más” para el puesto si hubiera sabido que Sessions se desvincularía. Consideró que la decisión del secretario es “una cosa mala para la presidencia”, con lo cual modificó una palabra, ya que antes había dicho “para el presidente”. También mencionó que el secretario debería detener las filtraciones de las agencias de inteligencia federales.

El primer ataque del presidente vino de un tuit que decía: “¡El secretario de Justicia Jeff Sessions ha tomado una posición muy DÉBIL sobre los crímenes de Hillary Clinton (dónde están sus correos electrónicos y el servidor del Comité Nacional Demócrata) y las filtraciones de inteligencia!”.

Las duras palabras de Trump originaron una fuerte respuesta de antiguos colegas del exsenador, lo que deja entrever que no todos los republicanos respaldan al presidente en sus críticas.

“Jeff Sessions es una de las personas más decentes que he conocido en mi vida política”, declaró el senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham. “El tuit del presidente Trump en el que insinúa que el secretario de Justicia Sessions busque enjuiciar a una ex rival política es altamente inapropiado”.

Algunos aliados de Trump en la Casa Blanca han comenzado a analizar cómo continuar sin Sessions, mientras que otros le han advertido al presidente que no despida a una figura popular entre los conservadores, sobre todo durante la presión de la pesquisa sobre Rusia.

___

Lemire reportó desde Nueva York. Los periodistas de The Associated Press Steve Peoples, Jill Colvin y Eric Tucker contribuyeron a este despacho.

___

Lemire está en Twitter como http://twitter.com/@JonLemire y Colvin en http://twitter.com/@colvinj