BALTIMORE (AP) — Kendrys Morales trató de hacer contacto con la pelota, pero no consiguió sacarla del parque.

Lo mismo suele ocurrirles a los mejores bateadores. Pero en esta ocasión, el hecho de que Morales no haya pegado un jonrón le impidió hacer historia en las Grandes Ligas.

El cubano vio rota su racha de cuadrangulares en siete juegos ante los Orioles de Baltimore, que pusieron fin a una cadena de ocho derrotas al superar el lunes 7-0 a los Azulejos de Toronto.

Esforzándose por empatar el récord de las Grandes Ligas, de pegar cuadrangular en ocho partidos consecutivos, Morales se fue de 3-0 con una base por bolas y no bateó la pelota más allá del cuadro. En su última oportunidad, el toletero de Toronto abanicó una recta de Paul Fry para poncharse en el octavo inning.

“Tenía que terminar tarde o temprano”, dijo Morales. “Yo no podía esperar que esto duraría para siempre”.

Luego, con una sonrisa, comentó: “Tal vez batee otros 10 o 15, pero tenía que terminar”.

Pese a que no pudo igualar la marca compartida por Dale Long, Don Mattingly y Ken Griffey Jr., Morales posee el récord de las mayores de más juegos en fila con vuelacercas para un bateador a ambos perfiles. También tiene la marca de la franquicia de más encuentros consecutivos con jonrón.

“Es una hazaña increíble”, destacó el manager John Gibbons. “Lo intentó, pero seguirá adelante. ¿Quién sabe? Tal vez mañana consiga un par de jonrones”.

David Hess (3-8) lanzó seis entradas con cuatro hits para llevarse su primera victoria desde el 25 de mayo.

El juego estaba sin anotaciones hasta que los Orioles explotaron contra Sam Gaviglio (3-7) en el sexto episodio. Luego que Chris Davis produjo una carrera en bola ocupada con las bases llenas, Trey Mancini dio un cuadrangular de tres carreras para poner a Baltimore en camino a su primer triunfo desde el 18 de agosto.

Por los Azulejos, el dominicano Teoscar Hernández de 1-1. Los cubanos Morales de 3-0 y Aledmys Díaz de 4-1.

Por los Orioles, el venezolano Renato Núñez de 4-1.