BOGOTA, Colombia (AP) — La estatal Ecopetrol condenó el miércoles los cinco atentados contra la infraestructura petrolera de Colombia y en un hecho separado se informó de la muerte de dos militares al pisar minas antipersonas instaladas por la guerrilla.

En dos de los ataques en el municipio de Orito, en el suroeste colombiano, y Yondó, en el norte del país, se "pusieron en riesgo la vida de las personas y el medio ambiente", indicó Ecopetrol en un comunicado de prensa.

Agregó que "con el apoyo de las fuerzas militares la empresa activó los correspondientes planes de contingencia para asegurar el ingreso de los técnicos encargados de realizar las respectivas reparaciones".

En lo que va del año, según Ecopetrol, hubo 68 atentados contra la infraestructura petrolera del país.

Desde que el 22 de mayo las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia suspendieron un cese unilateral del fuego que habían iniciado en diciembre han arreciado sus ataques contra oleoductos y han derramado crudo que terminó muchas veces en ríos y hasta en el mar.

Y en un comunicado conocido este miércoles por AP, el ejército informó la muerte de dos militares y tres más heridos al pisar un campo minado en Tierradentro, en el sur del departamento del Meta y este hecho se lo atribuyeron al Frente 40 del bloque oriental de las FARC.

El otro grupo guerrillero del país, el Ejército de Liberación Nacional, también participó en los atentados contra los oleoductos, de acuerdo con las autoridades. El gobierno y el ELN se encuentran en la fase exploratoria para eventualmente iniciar un proceso formal de paz.

Desde fines de 2012 el gobierno y las FARC adelantan en Cuba una negociación para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes.