RALEIGH, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — El gobernador de Carolina del Norte insiste que hay suficientes votos para desechar el "proyecto de ley de los baños" del estado, pero un sondeo de The Associated Press y ocho periódicos estatales muestra que menos de una tercera parte de los legisladores están dispuestos a comprometerse públicamente con esa posición.

Un acuerdo, que captó mucha atención, para rechazar la ley se vino abajo durante una sesión especial en diciembre en medio de la desconfianza entre demócratas y republicanos.

La legislación, conocida como Proyecto de Ley 2 de la Cámara de Representantes, desató represalias de negocios y partidarios de los derechos de la comunidad LGBT, que la consideran discriminatoria porque requiere que las personas transexuales utilicen los baños públicos que corresponden con el sexo que aparece en sus certificados de nacimiento. También excluye la orientación sexual y la identidad de género de las protecciones estatales contra la discriminación.

Solo 12 de los 50 senadores estatales y 40 de los 118 miembros de la cámara baja dicen respaldar la abolición de la ley, casi todos ellos demócratas. Por otro lado, 13 representantes y seis senadores dijeron firmemente que desean que la legislación se mantenga.

Pero el sondeo no proporciona una respuesta clara sobre la posibilidad de que la ley sea revocada. En ambas cámaras, los que dan un "sí" o un "no" fueron superados en número por los indecisos o quienes declinan participar.

"Va a ser un trabajo arduo. Dudo comentar en un sentido o en otro sin ver una propuesta específica", dijo el representante republicano Josh Dobson, de los condados de las montañas.

Unos 10 republicanos de cada cámara dijeron estar abiertos a encontrar una solución, pero tendrían que ver qué incluye un proyecto de ley de rechazo. El sondeo fue efectuado durante los primeros días de la sesión legislativa de este año.

___

Drew está en Twitter como: www.twitter.com/jonldrew y Robertson como: www.twitter.com/garydrobertson