CHICAGO (AP) — Políticos demócratas se reunieron el sábado en una secundaria en Chicago para animar a los inmigrantes de Illinois a que se registren ante el gobierno federal bajo la nueva orden ejecutiva del presidente Barack Obama sobre migración.

La medida, anunciada el jueves, impediría la deportación de unos cuatro millones de padres y tutores que carecen de la condición migratoria legal de sus hijos.

El representante Luis Gutiérrez exhortó a la comunidad inmigrante de Chicago a que "ponga el ejemplo" y se registre de acuerdo con la normativa.

"No es complicado", afirmó Gutiérrez ante centenares de personas en la escuela secundaria Benito Juárez. "Cada iglesia será un sitio designado (para registrarse). Cada universidad comunitaria será un sitio designado. Cada escuela será un sitio designado. Cada centro de salud será un sitio designado".

Gutiérrez, que ha hecho activismo desde hace tiempo en favor de una reforma migratoria, dijo que pretende la capacitación de miles de personas para que registren a millones de inmigrantes ante el gobierno federal.

El senador Dick Durbin repitió lo dicho por Gutiérrez y dijo que la medida del presidente, aunque histórica, no es la solución definitiva.

"Queremos una reforma migratoria integral que abarque con justicia a los millones de personas que merecen esta oportunidad en Estados Unidos", declaró Durbin.

El legislador, que será el líder de la minoría del Senado cuando los republicanos asuman el control de esa cámara en enero, agregó que trabajará para poner un proyecto de ley de inmigración en el escritorio del presidente.

Los republicanos han acusado a Obama de extralimitarse en su autoridad al aplicar la medida ejecutiva.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, de Ohio, aseguró que el mandatario, al actuar unilateralmente sin el Congreso, ha perjudicado su capacidad para concretar acuerdos en diversos temas.

La Coalición por los Derechos de Inmigrantes y los Refugiados en Illinois organizó el acto político.

La jefa de dicha organización, María Pesquiera, describió la medida dispuesta por Obama como un hito en la lucha por los derechos de los inmigrantes.

"Millones de personas podrán respirar con más facilidad al saber que no serán separadas" de sus personas cercanas, afirmó.

Representantes de líderes de la comunidad asiática-estadounidense dijeron que facilitarán asistencia a centenares de miles de inmigrantes de ascendencia asiática.

___

Interactivo:

http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/