BRUSELAS (AP) — Los dirigentes de los países miembros de la Unión Europea dijeron el jueves a la primera ministra británica Theresa May que acompañe con propuestas concretas sus promesas de buena voluntad para impulsar las negociaciones sobre la salida de Gran Bretaña del bloque, si realmente quiere comenzar a discutir un futuro acuerdo comercial para diciembre.

May aprovechó una cena durante la cumbre del bloque de 28 países en Bruselas para presionar sobre la urgencia de las negociaciones comerciales y para obtener un acuerdo que pueda vender en casa.

“Debemos de trabajar juntos para lograr un resultado que podamos respaldar y en el que defendamos a nuestro pueblo”, dijo May a los mandatarios europeos, a quienes no logró convencer.

El primer ministro holandés Mark Rutte dijo que entendía el deseo de May de acelerar las cosas. “Lo entiendo. También quiero regresar con acuerdos que pueda vender en casa”, indicó.

“Todavía tenemos año y medio, pero tenemos que apresurarnos”, agregó.

Sin embargo, desde que May dio un discurso conciliador en mayo pasado, los funcionarios de la UE se han mostrado cada vez más impacientes ante la ausencia de un plan detallado por parte de Gran Bretaña.

La canciller alemana Angela Merkel indicó que May realiza un enorme esfuerzo por concretar un acuerdo con la Unión Europea respecto al Brexit, pero que “no es suficiente”.

Rutte estuvo de acuerdo con la canciller y dijo que “necesitamos más carne pegada al hueso”, refiriéndose al dinero que Gran Bretaña le deberá a la UE por compromisos previos una vez que se retire en marzo de 2019. Las estimaciones varían de 20.000 millones a 60.000 millones de euros (de 24.000 millones a 71.000 millones de dólares) o incluso más para resolver sus compromisos, como proyectos de desarrollo a largo plazo o pensiones de la UE.

“Preferiría que diera una suma, para que entonces podamos negociar sobre eso. Pero si es pedir demasiado, al menos pido que tenga una propuesta sobre cómo conseguirá una suma. Pero ni siquiera eso ha podido dar”, indicó Rutte.

En la sede de la Unión Europea en Bruselas, May se enfrentó a 27 homólogos coordinados para bloquear su objetivo de concluir rápidamente la primera fase de las negociaciones sobre el Brexit. Con menos de 18 meses para que Gran Bretaña abandone el bloque, las negociaciones siguen estancadas respecto a los términos de su partida.

May tenía la esperanza de que los asuntos posteriores a la salida, como el comercio, pudieran estar sobre la mesa a partir de la próxima semana.

___

El periodista de The Associated Press Raf Casert informó desde Bruselas y Jill Lawless desde Londres. Las periodistas de The Associated Prees Vanessa Gera y Lome Cook en Bruselas contribuyeron para este despacho.