NUEVA DELHI (AP) — Al menos 48 personas fallecieron y grandes partes del oeste de India sufren desde hace una semana las intensas lluvias del monzón, que provocaron inundaciones.

En Rajastán, que alberga gran cantidad de destinos turísticos, las calles de al menos cuatro distritos se han convertido prácticamente en ríos, atrapando a decenas de miles de personas en las plantas superiores de los edificios residenciales. Los rescatistas intentan socorrer a miles de personas más cuyas viviendas quedaron anegadas o destruidas.

Hasta el miércoles, las autoridades contabilizaron 19 víctimas mortales en el estado.

En el vecino Gujarat, 29 personas perdieron la vida por las lluvias torrenciales.

Con las de esta semana, 83 personas murieron en total desde el inicio de la temporada de monzón, que se extiende entre junio y septiembre.