TRENTON, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — ¿Se puede revivir la otrora popular píldora Vioxx que se utilizaba para el tratamiento del dolor articular provocado por la artritis? Una pequeña empresa farmacéutica nueva espera que sí.

Merck & Co. retiró la droga del mercado en 2004 al presentarse pruebas de que duplicaba la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco o derrame cerebral.

Ahora, la pequeña Tremeau Pharmaceuticals quiere traerla de regreso para tratar los fuertes dolores articulares que provoca la hemofilia. Son muchos menos enfermos de los millones que tomaban Vioxx para la artritis y otros dolores crónicos, pero si recupera la aprobación los médicos podrán recetarla legalmente a quien quieran.

Muchos enfermos de hemofilia utilizan opioides porque casi cualquier otro analgésico incrementa el riesgo de hemorragias internas. Las investigaciones revelan que el Vioxx no tiene ese efecto.

“Me pareció que existía una gran necesidad médica insatisfecha” en estos pacientes, dijo el director general de Tremeau, Brad Sippy, a The Associated Press. Elaboró un plan y fundó Tremeau con otros socios el año pasado con el fin de crear tratamientos analgésicos no opioides para quienes padecen enfermedades raras.

Como ejecutivo de mercadeo farmacéutico, Sippy trabajó en Merck durante la era de Vioxx y ayudó a retirarlo de la venta. Sabía también que la patente que protegía el monopolio de Vioxx vencía este año.

Cuando dejó de fabricar Vioxx, Merck enfrentaba miles de demandas de gente que aseguraba que el medicamento les provocó un ataque cardíaco o derrame. Merck había descubierto que la droga duplicaba esos riesgos, pero los abogados de los enfermos denunciaron a la empresa por minimizar o ocultarlo. Finalmente, Merck acordó arreglar por 4.850 millones de dólares.

Si Tremeau obtiene la autorización para vender rofecoxib, el nombre químico de Vioxx, los médicos podrían recetarlo a otras personas que padecen dolores crónicos de cualquier origen. Tremeau no podría promoverlo para usos no autorizados, pero es probable que algunos pacientes lo pedirían. Vioxx era tan efectivo que algunos consumidores lo acumularon después que Merck lo retiró del mercado.