JERUSALÉN (AP) — El Ejército israelí detuvo a dos palestinos y cerró ocho empresas de medios en Cisjordania durante seis meses bajo sospecha de incitación a la violencia.

Los medios se cerraron por fomentar “la violencia y el terrorismo contra los israelíes” y por dar información a medios palestinos propiedad del grupo armado Hamas, según el comunicado publicado el miércoles por el Ejército.

Los dos detenidos eran empleados de los medios clausurados. También se incautaron documentos y equipamiento en una redada durante la noche, que forma parte de la campaña israelí contra la supuesta incitación a la violencia por parte de personas y organizaciones palestinas.

El viceministro palestino de Información, Mahmoud Khalefeh, describió los cierres como “una clara violación de la libertad de prensa en Palestina”, y afirmó que pretende impedir que los medios “informen de las violaciones israelíes diarias de los derechos humanos”.