BALTIMORE (AP) — José Quintana no debió tomar un largo trayecto tras ser canjeado de los Medias Blancas de Chicago a los Cachorros.

Sin embargo, el zurdo colombiano comprende que las expectativas son muy diferentes.

Al iniciar la jornada del viernes, los Cachorros (43-45) se encontraban cinco juegos y medio detrás del líder Milwaukee en la División Central de la Liga Nacional.

Los Cachorros confían que Quintana, seleccionado para el Juego de Estrellas la pasada temporada, les ayudará para enderezar el rumbo y tratar de repetir el campeonato de la Serie Mundial, que puso fin a una sequía de 108 años el pasado otoño.

“Es borrón y cuenta nueva”, afirmó Quintana, quien hará su debut con los Cachorros el domingo ante los Orioles en Camden Yards. “Quería estar en una situación como esta. Estoy muy entusiasmado de estar con este equipo. Solo quiero hacer mi trabajo y poder estar en los playoffs. Nunca he estado en los playoffs y aquí tengo una buena oportunidad”.

Quintana también aspira a dejar atrás un mal inicio de temporada. Tuvo foja de 4-8 con efectividad de 4.49 en 18 aperturas con los Medias Blancas este año. En 2016, sumó 13 victorias con efectividad de 3.20.

“No estoy sorprendido con el cambio, (pero= no tenía idea sobre dónde me iban a mandar”, dijo Quintana, de 28 años. “Me puso muy contento pasar al otro lado de la ciudad y quedarme en Chicago. Estoy feliz. Fue lo mejor para mí”.

Los Cachorros debieron desprenderse de dos de sus mejores prospectos, el jardinero dominicano Eloy Jiménez y el pitcher derecho Dylan Cease, además de Matt Rose y el venezolano Bryant Flete, ambos infielders, por Quintana, quien tiene contrato hasta 2020.

“Con él, no solo se trata de este año. Estará con nosotros un poco más”, dijo el manager de los Cachorrors Joe Maddon. “Cuando repasas su trayectoria, lo que ha hecho, su edad y lo que le queda en su contrato, es la clase de jugador que uno buscaría fichar en el invierno. Pudimos obtenerle ahora y te da la oportunidad de ganar en la segunda mitad y meternos en la pelea”.