SAO PAULO (AP) — Más de 1.500 personas han enfermado de sarampión en Brasil, mientras el país pasa apuros para alcanzar sus objetivos de vacunación con el fin de frenar un brote relacionado a la vecina Venezuela, informó el jueves el ministerio de salud.

Siete personas han fallecido a causa del padecimiento, añadió la dependencia.

Los casos se concentran en dos estados ubicados en la frontera de Brasil con Venezuela. Los servicios de salud en el vecino país han colapsado a causa de su crisis política y económica. El sarampión comenzó a propagarse en Venezuela en 2017, un año después que la Organización Mundial de la Salud declaró al continente americano libre de la enfermedad.

Brasil lanzó en agosto una campaña para vacunar a todos los niños de entre 1 y 5 años de edad. La campaña finaliza el viernes, pero solo uno de los estados ha alcanzado la meta de inmunizar al 95% de la población destinataria. El ministerio alentó a las autoridades locales de salud a extender su campaña y cumplir con los objetivos.