BERLÍN (AP) — Alemania examinará un nuevo paquete de sanciones contra Rusia aprobado por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en medio de preocupación de que las medidas pudieran afectar a negocios europeos, se conoció el miércoles.

En semanas recientes, Alemania y Austria han criticado las planeadas penalizaciones, diciendo que pudieran perjudicar a empresas europeas que participan en gasoductos para el gas natural ruso.

La portavoz del gobierno alemán Ulrike Demmer dijo el miércoles que Alemania se opone en principio “a sanciones con efectos extraterritoriales”. Añadió que es importante que la Unión Europea y Estados Unidos continúen coordinando las sanciones contra Rusia y “a esa luz, examinaremos detalladamente la propuesta de ley aprobada”.

El vocero del ministerio de relaciones exteriores de Alemania Martin Schaefer dijo que Washington no tiene derecho a decirles a las compañías europeas cómo hacen negocios con un tercer país, pero que la legislación es mejor que la propuesta original.