KIGALI, Ruanda (AP) — El presidente de Ruanda Paul Kagame prestó juramento el viernes por tercera vez como presidente, tras ser reelegido con casi el 99% de los votos.

"Es un día de gratitud y yo continuaré trabajando por los ruandeses con orgullo y honor", dijo Kagame. "África es el camino correcto, y vamos a estar bien".

Muchos líderes africanos asistieron a la ceremonia en la capital, Kigali. El presidente había descrito la elección del 4 de agosto como "una formalidad" mientras hacía campaña.

El país del oriente de África prácticamente carece de oposición política y los críticos de Kagame lo acusan de ser intolerante de la oposición. Él niega esto.

Kagame ha sido un líder de facto o presidente desde el fin del genocidio de 1994. Debido a un cambio a la constitución en 2015, él puede quedarse legalmente en el poder hasta 2034.

Human Rights Watch dijo en un comunicado que en los meses anteriores a la elección, la organización documentó un patrón de acoso, arrestos y detenciones de líderes de partidos y simpatizantes de oposición, activistas y periodistas.

Varios fueron desaparecidos a la fuerza o se le presentaron cargos tras hacer comentarios críticos del gobierno actual o partido oficial, dijo la organización de derechos humanos.

"El triunfo aplastante de Kagame no fue una sorpresa en el sentido de que los ruandeses que se han atrevido a levantar sus voces o desafiar el statu quo han sido arrestados, desaparecidos a la fuerza o asesinados", dijo la representante de la organización Ida Sawyer.

Amnistía Internacional dijo que había un "clima de temor" antes de la elección.