WEST PALM BEACH, Florida, EE.UU. (AP) — El nuevo traje de Dallas Keuchel llegó en el momento justo.

Ahora el estelar lanzador cuenta con el atuendo adecuado para la visita a la residencia más famosa del país.

Keuchel y sus compañeros de los Astros de Houston, campeones de la Serie Mundial, dejarán su hogar del campamento de primavera el lunes por la mañana para realizar una visita a la Casa Blanca.

“Estoy impaciente", dijo Keuchel. "Tengo un traje nuevo. También aumenté algunas libras, por lo que mis trajes anteriores no me quedan".

Es una tradición que el presidente de Estados Unidos invite a los campeones de muchos deportes a la Casa Blanca. Houston aprovechó un día libre en el calendario de partidos de pretemporada para aceptar la invitación del mandatario Donald Trump.

De acuerdo con el calendario tentativo, los Astros saldrían de West Palm Beach por la madrugada, llegando a la Casa Blanca cerca del mediodía y regresarían al sur de Florida esa misma tarde.

El realizar un viaje especial durante la pretemporada es algo inusual para un campeón de la Serie Mundial.

Los equipos suelen elegir visitar la Casa Blanca de acuerdo con una serie programada en la temporada regular ya sea frente a los Nacionales de Washington o los Orioles de Baltimore. Los Astros no visitan Washington esta temporada y el viaje de Houston a Baltimore no sucede hasta el último fin de semana de la campaña.

Funcionarios del equipo señalaron que espera que los peloteros que aún permanecen del equipo del año pasado hagan el viaje.

Los Astros también invitaron a jugadores que dejaron al equipo durante el receso de invierno a que los acompañen en la excursión.

Carlos Beltrán, quien ganó la Serie Mundial con los Astros en su última temporada, dijo el mes pasado que no acudirá a la ceremonia por razones familiares. Dijo que su decisión no era para enviar un mensaje político, y añadió que no estaba contento con la respuesta del gobierno federal tras la devastación que el huracán María causó en su natal Puerto Rico.