RÍO DE JANEIRO (AP) — Un automovilista que dice perdió el control de su vehículo embistió el jueves a una multitud de peatones frente a la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, y dejó al menos 15 heridos, informaron las autoridades brasileñas.

En un comunicado enviado por correo electrónico, la policía militar brasileña indicó que no hay indicios de que se trate de un atentado terrorista. En varias ciudades europeas y estadounidenses ha habido ataques en los que conductores han embestido a multitudes.

La policía arrestó al conductor, quien les dijo que no había bebido pero perdió el control del auto. También indicó que padece epilepsia, según el comunicado policial.

El paseo peatonal paralelo a la playa de Copacabana estaba atestado de gente en la cálida noche veraniega cuando el automóvil se subió a la acera.

Un testigo reportó haber visto al menos a un niño entre los heridos, muchos de los cuales fueron derribados y en un principio recibieron atención directamente donde se encontraban. El auto se detuvo en la arena después de que aparentemente cruzó la amplia acera que divide la playa y una concurrida calle.