OKEECHOBEE, Florida, EE.UU. (AP) — Un video grabado en secreto en una granja lechera en Florida muestra a los obreros pateando a las vacas en la cabeza y pegándoles con palos de metal. Las autoridades iniciaron una investigación sobre los sucesos en la granja Larson Dairy, informó el jefe policial del condado de Okeechobee, Noel Stephen.

La cadena de supermercados Publix anunció que ha suspendido la venta de productos de esa marca, expresando en un comunicado su "asombro" por el maltrato revelado en el video.

Publix informó además que ha contactado al Departamento de Agricultura de Florida para denunciar los abusos. "Estamos perturbados por estas imágenes y asombrados por la crueldad contra los animales que muestran", agregó la compañía en un comunicado.

El video fue realizado por un investigador de Animal Recovery Mission, un grupo activista basado en Miami Beach que comenzó a operar en la granja en agosto.

"Los obreros golpean, apuñalan y atormentan a las vacas con barras de acero", dice el narrador del video. "Las barras de metal cortan y penetran en los cuerpos de las vacas, que son mantenidas lejos de los visitantes a la granja".

En un comunicado, Jacob Larson, propietario de la granja, dijo que un empleado visto en el video maltratando a las vacas ya fue despedido y que "el uso injustificado de fuerza es simplemente inaceptable en nuestra granja o en cualquier otra".

"Tenemos protocolos estrictos sobre el cuidado de animales y la conducta exhibida en este video va en contra de todo lo que somos y esto no será tolerado", dijo Larson. "El empleado mostrado en el video ha sido despedido. Más medidas serán tomadas de ser necesario a medida que analizamos el video e investigamos lo sucedido".

Larson, cuya familia ha estado trabajando en la industria láctea desde 1947 y en el condado de Okeechobee desde 1971, cuestionó las tácticas del grupo defensor de los animales.

"Estamos igualmente perturbados por la manera en que este video llegó a nuestra atención", dijo Larson. "Si este empleado 'clandestino' nos habría avisado tan pronto ocurrieron los hechos, podríamos haber evitado más maltratos".

Richard Couto, fundador del grupo defensor de los animales, dijo que no sabían de antemano sobre los maltratos en Larson, pero que menos de una hora después de iniciar la operación encubierta detectaron "fuertes indicios de abuso contra animales".

"Queríamos saber lo que estaba pasando en general en la industria láctea a nivel de todo el estado de Florida", destacó Couto.