MIAMI (AP) — Un hondureño se declaró inocente ante una corte en Florida de los cargos de planear un atentado con bomba en un concurrido centro comercial en apoyo al grupo extremista Estado Islámico.

Documentos judiciales muestran que Vicente Adolfo Solano, de 53 años, rechazó los cargos de intentar usar un arma de destrucción masiva. El FBI dice que el acusado quería detonar una bomba el mes pasado en el Dolphin Mall cerca de Miami, pero en realidad estaba trabajando con agentes federales encubiertos que le entregaron un explosivo falso antes de su arresto a finales de octubre.

En caso de ser hallado culpable, Solano enfrenta prisión de por vida. Todavía no hay fecha para el juicio.

A pesar de que Solano ha dicho que es simpatizante del grupo extremista, el FBI no ha hallado evidencia que vincule al hondureño con ISIS. Tampoco hay indicios de que se hubiera convertido al islam.

Su abogado, Alex Arteaga Gómez ha dicho que Solano no tiene antecedentes de delitos violentos y ha llevado una vida generalmente tranquila en Estados Unidos, trabajando como pintor. Argumenta que su cliente no ha viajado al extranjero en al menos una década y no posee armas de fuego.