VARSOVIA, Polonia (AP) — Unos 50 miembros de la caravana automovilística rusa "Camino a la Gloria" que conmemora la victoria soviética sobre los nazis hace 70 años honraron el miércoles a los soldados soviéticos que cayeron en combate en Varsovia en 1945.

Ondeando banderas nacionales, y algunos con uniformes oscuros, los automovilistas rusos y bielorrusos pasaban por Polonia en travesía desde Moscú hasta Torgau, Alemania, donde tropas soviéticas, británicas y estadounidenses se encontraron en abril de 1945, poco antes de la capitulación de la Alemania nazi.

El grupo se detuvo el miércoles por la mañana en el cementerio y memorial del Ejército Rojo en un parque en Varsovia. Un clérigo ortodoxo que viajaba con ellos, el padre Alexander Pashkov, encabezó las oraciones, y seguidamente el grupo depositó ofrendas florales y reanudó el viaje. No había polacos en la ceremonia, que fue vigilada por un pequeño grupo de policías.

"En ocasión del Día de la Victoria, el 9 de mayo, queremos honrar a los soldados caídos y heridos en la guerra y a todos aquellos que pelearon por la paz", dijo Katerina Grinienko, que viajaba con su hija Diana y su esposo Igor.

La pareja honraba especialmente a sus abuelos — uno fue piloto y el otro marinero durante la guerra. La contribución de la Unión Soviética a la victoria sobre el nazismo sigue siendo una fuente de orgullo para los rusos.

La caravana será seguida la semana próxima por un grupo de una veintena de motociclistas rusos, incluyendo los nacionalistas "Lobos Nocturnos", cuyo recorrido es considerado por algunos polacos como provocación, en un momento de grandes tensiones entre Polonia y Rusia por el papel de Moscú en el conflicto en Ucrania.

Motociclistas polacos, que han rodado con los rusos en Polonia y Rusia, los recibirán en la frontera y los acompañarán en su viaje a Varsovia, Wroclaw y el memorial Auschwitz-Birkenau, para evitar incidentes.