BUENOS AIRES (AP) — La expresidenta Cristina Fernández denunció el jueves que en Venezuela, incondicional aliado durante su gestión, “no hay Estado de derecho”, aunque consideró que en Argentina “tampoco” bajo la presidencia de su acérrimo rival político Mauricio Macri.

Fernández, la primera mujer elegida presidenta de Argentina y que gobernó el país durante ocho años desde 2007, rompió un largo silencio con la prensa en una entrevista al sitio de internet Infobae, en la cual defendió un polémico acuerdo con Irán, negó las acusaciones en su contra por corrupción y adelantó que no se postulará nuevamente a la presidencia en 2019 si ello impidiera un triunfo del peronismo sobre oficialismo.

“En Venezuela no hay Estado de derecho. Acá tampoco hay Estado de derecho”, sostuvo Fernández, quien por primera vez esboza una crítica pública contra el chavismo, del cual fue incondicional socia durante su gobierno. “En Venezuela hay presos políticos, acá hay presos políticos (en referencia a la activista por Milagro Sala, acusada de fraude al Estado), allá hay persecución política, acá el presidente al que no piensa como él lo considera mafioso”.

Señaló además que el presidente Nicolás Maduro “echó a la procuradora fiscal (Luisa Ortega Díaz) y acá también quieren hacerlo”, en referencia a los pedidos públicos de renuncia de Macri a la jefa de los fiscales, Alejandra Gils Garbó, a quien se le atribuye ser partidaria del kirchnerismo.

La exmandataria de 64 años también alertó que en su país “no hay justicia imparcial ni confiable” y recordó que “hace 42 días tenemos un desaparecido”, en referencia al joven Santiago Maldonado, quien desapareció el 1 de agosto durante un operativo de fuerzas federales en el sur del país.

Fernández además opinó que “la democracia está en emergencia en toda la América Latina” y dio también los ejemplos de México (“Asesinaron a 44 periodistas, hay una violencia institucional, física, gente que desaparece”) y a Brasil.

La elección de Venezuela como único caso testigo de falta de democracia en la región “es una falacia”, sostuvo.

Consultada sobre las denuncias de enriquecimiento ilícito en su contra, la expresidenta detalló que su fortuna la obtuvo por plazos fijos y alquiler de propiedades y consideró que no hay ilegalidad en rentar inmuebles a empresarios que eran beneficiados con contratos de obra pública durante su gestión.

La justicia, en cambio, sospecha que ese era el mecanismo a través del cual la familia Kirchner blanqueaba dinero de las arcas públicas.

Fernández fue menos enfática para defender a exfuncionarios involucrados en escándalos de corrupción. “Es muy difícil estar en la vida de los funcionarios. El que diga lo contrario está mintiendo”, apuntó. Y consultada sobre su exsecretario de Obras Públicas, José López, atrapado por la policía en junio de 2016 cuando lanzaba bolsos con miles de dólares a través del muro de un convento al que solía concurrir respondió con la voz quebrada que “lo odié en ese momento”.

La exmandataria enfrenta cargos por traición a la patria por la firma en 2013 de un acuerdo de cooperación con Irán para esclarecer el atentado contra una mutual judía en 1994, por el cual la justicia argentina responsabiliza a Irán. El convenio fue aprobado por el Congreso, pero miembros de la comunidad judía denunciaron que éste viola las facultades del juez de la causa ya que establecía la creación de una comisión independiente para interrogar a cinco iraníes acusados de participar en el atentado.

El acuerdo nunca fue ratificado por el parlamento de Irán y en Argentina fue declarado inconstitucional tras la salida de Fernández del poder.

También indicó que es “un disparate” que su gobierno haya estado involucrado en la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien apareció muerto el 18 de enero de 2015 a los pocos días de denunciar a Fernández por supuesto encubrimiento de los responsables iraníes del atentado con la firma del tratado.

Ante la pregunta de si volvería a postularse en 2019, Fernández adelantó que “si soy un obstáculo para el peronismo, no voy a ser ningún obstáculo… voy a hacer todo lo necesario para que el peronismo y un frente amplio gane las elecciones".