WASHINGTON (AP) — Una juez federal estadounidense desestimó una demanda por difamación presentada contra The Associated Press por un magnate ruso vinculado al presidente ruso Vladimir Putin.

La jueza de distrito Ellen Segal Huvelle dijo el martes en su escrito de 21 pliegos que el empresario de aluminio ruso Oleg Deripaska, quien demandó a la AP por un artículo sobre sus vínculos con Paul Manafort, el ex jefe de la campaña de Donald Trump, “tomó extractos fuera de contexto” para tratar de tildar de difamatoria a la agencia noticiosa.

Destacó que el magnate “no desmiente ninguno de los hechos concretos” presentados en al artículo sobre su pasado y sus actividades para defender los intereses nacionales de Rusia en el extranjero.

La jueza añadió que Deripaska no logró demostrar que la AP había publicado el artículo con mala intención o con una actitud descuidada, condiciones que se tienen que cumplir para que prospere una demanda por difamación.

En lugar de ello, dijo la magistrada, Deripaska simplemente se estaba quejando porque el artículo no mencionó datos que según él eran importantes.

"Como la AP bien señala, esto simplemente no es suficiente como para poder argumentar que un artículo se publicó con malicia”, escribió Huvelle.

La jueza coincidió con la AP en que Deripaska es “una figura pública con objetivos particulares”, cuya riqueza e interacciones con el gobierno ruso lo convertían en un objeto legítimo de cobertura periodística desde hace más de una década. Las figuras públicas tienen que cumplir con condiciones más exigentes cuando entablan una demanda por difamación.

La demanda fue desechada con prejuicio, lo que significa que Deripaska no puede volver a presentarla.

"The Associated Press se complace con la decisión del tribunal. Como hemos dicho, estamos confiados de nuestro periodismo y seguiremos respaldando nuestro artículo", dijo la agencia de noticias en una declaración.

La AP pidió en julio que la demanda fuera desestimada al afirmar que Deripaska estaba quejándose del artículo en base a su propia “interpretación forzada” en vez de su contenido real. Huvelle coincidió con la agencia noticiosa, al rechazar el reclamo de Deripaska de que tres frases eran difamatorias.

El artículo de la AP se basó en entrevistas con personas enteradas de pagos que se le hicieron a Manafort y en registros financieros, incluso memorándums de la campaña y transferencias internacionales de dinero por millones de dólares.

El artículo reveló que Manafort, una década antes de incorporarse a la campaña de Trump, le propuso a Deripaska una estrategia empresarial confidencial de apoyar a partidos políticos prorrusos, y de influenciar asuntos políticos, empresariales y noticiosos en Estados Unidos, Europa y las ex repúblicas soviéticas a fin de beneficiar al gobierno de Putin.