BRUSELAS (AP) — Gran Bretaña no quiere recibir a dos británicos miembros de grupo extremista Estado Islámico que fueron capturados en Siria a pesar de la petición de Estados Unidos para que cada país se haga cargo de sus combatientes, explicó el secretario de Defensa británico el miércoles.

Los dos hombres, que integraban una conocida célula británica conocida como los Beatles, “han dado la espalda a los ideales británicos, a los valores británicos”, señaló Gavin Williamson desde Bruselas.

"¿Si los quiero de vuelta en Gran Bretaña? No, no los quiero", agregó.

Las Fuerzas Democráticas Sirias, que cuentan con el respaldo de Estados Unidos, tienen a miles de miembros de la milicia radical detenidos, incluyendo cientos de combatientes extranjeros.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, dijo el martes que "lo importante es que los países de origen sigan siendo responsables de ellos”.

Williamson explicó que habló con Mattis el miércoles temprano pero se negó a comentar si habían discutido posibles soluciones.