CIUDAD DEL VATICANO (AP) — Papa cambia posición de Iglesia sobre pena capital: es inadmisible porque “ataca” dignidad humana.