CARACAS (AP) — El candidato independiente opositor venezolano, Henri Falcón, afirmó que está dispuesto a replantear su participación en las elecciones presidenciales si se incumple el acuerdo de garantías electorales que suscribió con el gobierno.

"Queremos y deseamos que se juegue limpio", dijo el viernes a la prensa.

Falcón, un exmilitar y disidente del oficialismo, exigió a las autoridades el estricto cumplimiento del convenio que se acordó la víspera y contempla la conformación de una misión de observadores internacionales apoyada por Naciones Unidas, la auditoría de todas las etapas del proceso y la equidad en el acceso de los candidatos a los medios privados y públicos, entre otros puntos.

El exgobernador del estado central de Lara se mostró decidido a seguir en la carrera electoral pese a las críticas que hizo la coalición opositora a la consulta del 20 de mayo --considerada como un "fraude"-- pero advirtió que de incumplirse las condiciones del acuerdo "tendríamos que replantearnos nosotros la participación".

"Estamos a las puertas de una debacle que nos puede convocar a una guerra fratricida entre hermanos", expresó Falcón al reconocer que su prioridad es lograr una salida pacífica por vía electoral a la profunda crisis que afronta el país suramericano.

Ante la decisión que tomó la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática de repudiar su candidatura, el también dirigente del partido minoritario Avanzada Progresista dijo que la oposición venezolana "no está exclusivamente constituida por los partidos", y agregó que espera en algún momento volver a coincidir con sus excompañeros opositores. La candidatura de Falcón solo fue respaldada por las fuerzas minoritarias Movimiento al Socialismo (MAS), Socialcristiano Copei, y Avanzada Progresista.

"La oposición hoy no tiene candidato y no ha firmado ningún acuerdo", dijo el jefe de la fracción parlamentaria opositora, Juan Guaidó, al ratificar el distanciamiento de la coalición de la candidatura de Falcón y del convenio de garantías democráticas.

Guaidó sostuvo que para la alianza "no existen las condiciones" para participar en las elecciones presidenciales porque no hay garantías que aseguren el respeto a la voluntad de los electores venezolanos.

El presidente Nicolás Maduro acudió el viernes a la sede del Consejo Nacional Electoral junto con el pastor evangélico Javier Bertucci y Falcón para firmar el acuerdo de garantías electorales.

Al ser cuestionado sobre las críticas que hicieron los gobiernos de Estados Unidos y Canadá al acuerdo y la decisión de las autoridades de posponer para mayo las elecciones presidenciales, que habían sido pautadas inicialmente para el 22 de abril, el mandatario dijo: "me resbalan las opiniones de los gobiernos del norte porque no tienen moral".

A pesar de la compleja crisis económica y social en la que está sumida Venezuela y de tener una popularidad que ronda 20%, Maduro figura como favorito para lograr la reelección por seis años más.

Falcón, a quien una de las principales encuestas locales le da un respaldo de 38% frente a Maduro, figura hasta el momento como el principal rival del gobernante.