ATZALA, México (AP) — Un bautismo se convirtió en una tragedia cuando el techo de la iglesia del pequeño poblado de Atzala colapsó debido al potente sismo que sacudió al centro de México el martes; 11 integrantes de una familia fallecieron, incluida la niña de 2 meses que estaba siendo bautizada.

El padre de la pequeña, el sacerdote y el sacristán fueron los únicos sobrevivientes, de acuerdo con la arquidiócesis de Puebla, estado donde se ubica Atzala. Entre los muertos por el derrumbe había cuatro menores de edad.

Fue “una cosa de espanto, tristeza, porque realmente la mayoría de las personas que estábamos adentro, pues, fallecieron”, dijo el sacristán Lorenzo Sánchez a The Associated Press.

Sánchez expresó que aquellos que sobrevivieron se pegaron a los muros de la iglesia de Santiago Apóstol cuando comenzó a temblar, mientras que los que murieron no tuvieron tiempo para hacerlo.

“Una de las cosas que a nosotros nos han enseñado es pegarnos a las paredes que están fijas. Realmente nuestro templo ya es un templo antiguo y por su estructura ya estaba un poco deteriorado”, señaló el sacristán.

En cuanto la tierra dejó de moverse, los habitantes pidieron ayuda con los altavoces del ayuntamiento. Los pobladores de comunidades cercanas llegaron a Atzala con palas, picos y cadenas, y excavaron por horas en los escombros de la iglesia, pero encontraron a 11 personas fallecidas.

Cubiertos en polvo y exhaustos, los rescatistas cubrieron los cadáveres con una manta para protegerlos de la lluvia y los colocaron en la misma calle donde iba a realizarse la fiesta posterior a la ceremonia.

Los familiares de los fallecidos viajaron desde otros estados del país para asistir a los funerales del miércoles, donde los dolientes cargaron ataúdes y despidieron a sus seres queridos.

Cada ataúd tenía el nombre escrito: Florencio, Fidela, Aurelia, Manuela, María de Jesús, Carmen, Samuel, Azucena, Feliciana, Susana y Elideth, la niña que estaba siendo bautizada.

El terremoto del martes de magnitud 7,1 mató a más de 200 personas en varios estados, incluyendo alrededor de 40 en Puebla.

En la Ciudad de México los rescatistas continuaban laborando en una escuela donde se han recuperado 25 cuerpos y se ha localizado una niña con vida entre los escombros.

___

El periodista de The Associated Press Luis Andrés Henao contribuyó a este despacho.