BOSTON (AP) — Una organización de derechos civiles pedirá a un juez federal en Boston que permita que ciertos inmigrantes que están casados con ciudadanos estadounidenses pero que se enfrentan a deportación, puedan quedarse en el país.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) de Massachusetts argumentará el lunes ante un juez a favor de este beneficio temporal para inmigrantes no ciudadanos mientras se procesen sus solicitudes de residencia permanente.

La organización dice que las regulaciones federales permiten que ciertos cónyuges de ciudadanos estadounidenses se puedan quedar en el país mientras se procesan sus solicitudes de residencia.

El gobierno federal pedirá al juez que desestime la demanda colectiva. Parte de su argumento es que la corte no tiene jurisdicción en el caso.

La demandante principal del caso es la guatemalteca Lilian Calderón, residente de Rhode Island, quien fue arrestada tras ir a una entrevista de ciudadanía. Fue puesta en libertad en febrero, cuando ACLU intervino.