SEATTLE (AP) — En medio de la incertidumbre sobre las protecciones para los jóvenes inmigrantes que están ilegalmente en Estados Unidos, el grupo de becas estudiantiles que recientemente recibió la mayor donación en su historia de manos del presidente de Amazon, Jeff Bezos, señaló que busca la manera de ayudar a estudiantes en caso de que sean deportados.

La fundación Dream.US, que recibió el viernes un donativo de 33 millones de dólares por parte de Bezos, dijo que espera que sea posible que los beneficiarios mantengan sus becas en escuelas fuera de Estados Unidos.

Se trata de uno varios grupos de activistas, universidades y empleadores que han comenzado con el desarrollo de planes de contingencia ante la incertidumbre que rodea al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA por sus siglas en inglés.

La Universidad de Southern Oregon hizo arreglos para que su escuela hermana, la Universidad de Guanajuato en México, acepte a sus estudiantes del programa DACA en caso de que sean deportados.

La universidad ubicada en la localidad de Ashland, Oregon, cuenta con una pequeña cantidad de estudiantes afectados, pero recibió la promesa durante una visita el año pasado a la institución mexicana, de acuerdo con su portavoz.

“Simplemente hablaban de la situación, y las personas de la Universidad de Guanajuato dijeron: ‘Ayudaremos de cualquier forma posible’”, señaló el portavoz Joe Mosley.

El programa de la era Obama protegía de la deportación y otorgaba permisos de trabajo a los jóvenes inmigrantes conocidos como “dreamers” que fueron traídos ilegalmente al país durante su infancia o permanecieron una vez que expiraron sus visas. El presidente Donald Trump anunció la cancelación del DACA a menos que los legisladores encontraran una solución antes de marzo.

Los activistas dicen que parece que se dan pasos hacia adelante y hacia atrás en la búsqueda de una solución para los casi 800.000 afectados, muchos de ellos en edad universitaria y que han pasado la mayor parte de sus vidas en Estados Unidos.

Trump declaró esta semana que la falta de confianza en los líderes demócratas socavaba la posibilidad de un acuerdo a largo plazo. Sin embargo, las autoridades federales reabrieron los servicios en torno al programa después de un fallo judicial emitido la semana pasada.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración comenzó a aceptar solicitudes para la renovación del estatus de acción diferida después de que un juez federal bloqueó temporalmente la decisión de cancelar el DACA. El gobierno de Trump ha apelado el fallo.

La presidenta de Dream.US, Candy Marshall, dijo que sus destacados donadores acordaron de manera unánime mantener el financiamiento de las becas sin importar el estatus DACA de los beneficiarios. Bezos dijo que realizó el donativo para cubrir 1.000 becas en honor a su padre adoptivo, quien llegó solo a Estados Unidos procedente desde Cuba cuando tenía 16 años de edad.

Hasta el momento, la fundación ha recaudado 190 millones de dólares de sus donantes, entre los que se incluye a la Fundación Bill and Melinda Gates, la Iniciativa Chan Zuckerberg y Bloomberg Philantropies.

“Es un mensaje importante para los dreamers que a diario escuchan que no pertenecen a este país, e incluso cuestionan su existencia”, dijo Marshall sobre el respaldo de los donantes.

___

Sally Ho está en Twitter como: https://twitter.com/_sallyho