SAN FRANCISCO (AP) — Los distritos electorales para la junta de supervisores de un condado del centro de California diluían de forma ilegal el poder del voto latino, privando a la comunidad de la oportunidad de elegir a candidatos de su elección, dijo un juez federal el viernes.

El juez de Distrito de Estados Unidos Dale Drozd revocó el plan de redistribución de distritos elaborado en 2011 por el condado de Kern alegando que no está “abierto de forma igualitaria a la participación de los votantes latinos”.

El fallo responde a una demanda del Fondo Educativo y de Defensa Legal Mexicano-Estadounidense (MALDEF, por sus siglas en inglés), con sede en Los Ángeles, contra el condado de California Central. El abogado del condado, Mark Nations, no respondió de inmediato a un correo electrónico enviado tarde el viernes.

MALDEF argumentaba que el límite entre dos distritos del condado disolvía a una gran comunidad latina violando la Ley de Derecho al Voto federal.

"La decisión de hoy debería servir como advertencia para otros condados en California, varios de los cuales tampoco cumplieron con la Ley de Derecho al Voto durante la última fase de redistribución de distritos”, dijo Thomas A. Saenz, presidente y consejero general de MALDEF en un comunicado. "La creciente comunidad latina tiene derecho a la representación, y trazar líneas para proteger a los titulares supone un riesgo de posibles litigios costosos para garantizar un eventual remedio para proteger los derechos de los votantes”.

Las demandas para impugnar distritos electorales en California son poco habituales. El gobierno de Barack Obama promovió de forma agresiva demandas por los derechos de voto de las minorías en Texas y Carolina del Norte, pero fue criticado por no emprender acciones similares en California.