CIUDAD DE MÉXICO (AP) — La procuraduría federal de México abrió formalmente una investigación relacionada con la explosión en un transbordador turístico el mes pasado que dejó a 26 personas lesionadas.

La Procuraduría General de la República dijo en un comunicado emitido el martes que investigará el estallido del 21 de febrero del navío de la empresa Barcos Caribe mientras estaba anclado en Playa del Carmen y había pasajeros en un muelle adyacente.

El ferry operaba la ruta entre Playa del Carmen y la isla turística de Cozumel. Barcos Caribe fue suspendido de la operación poco tiempo después de la explosión.

La semana pasada, lo que al parecer eran artefactos explosivos sin detonar, fueron hallados atados en la parte inferior de un barco perteneciente a la misma compañía. Las autoridades dicen que en ese momento estaba anclado a 500 metros (yardas) de Cozumel y que tenía más de 10 meses sin estar en servicio.