DRESDE, Alemania (AP) — Funcionarios del Grupo de los 7 países más ricos se reunieron con conocidos economistas para estudiar cómo mantener el crecimiento global.

La reunión de ministros de hacienda y funcionarios de bancos centrales se realiza en Dresde entre temores de que la recuperación de los países europeos y Estados Unidos deberá superar obstáculos antes de volverse amplia y sustentable.

Las preocupaciones incluyen la volatilidad de los mercados de acciones y bonos y la falta de inversiones tanto gubernamentales como del sector privado en proyectos nuevos.

Hablaron, entre otros, el ex secretario del Tesoro estadounidense Larry Summers, quien advierte que la falta de inversiones puede conducir al estancamiento prolongado, y Robert Shiller de la Universidad de Yale, estudioso de las burbujas de especulaciones bursátiles.

Los funcionarios de hacienda, encabezados por el anfitrión Wolfgang Schaeuble, de Alemania, realizan conversaciones preliminares previas a la reunión de los jefes de estado o gobierno del G7 prevista para el 7 y 8 de junio en Schloss Elmau, un centro vacacional en las afueras de Munich.

La cumbre se realiza bajo la sombra de Grecia que intenta llegar a un acuerdo con sus acreedores. El secretario del Tesoro estadounidense Jacob Lew está presionando a los acreedores europeos, encabezados por Alemania, y el Fondo Monetario Internacional para que otorguen nuevos préstamos y eviten un default griego o su salida del euro, los que podrían tener consecuencias inciertas para los mercados y la economía global.

El G7 está integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón.