BOGOTÁ (AP) — El defensor Danovis Banguero, con su gol en los descuentos, y el arquero Álvaro Montero, con su par de atajadas en la definición por penales, silenciaron a más de 45.000 incrédulos hinchas del súper favorito Atlético Nacional, que cayó 4-2 ante el Deportes Tolima, nuevo del torneo Apertura colombiano.

El tanto de Banguero concretó el triunfo del Tolima 2-1 a en el duelo de vuelta e igualó el marcador global de la final, que arrancó el miércoles con una victoria 1-0 de Nacional en el estadio Murillo Toro de Ibagué, la casa de Tolima, un equipo sin grandes figuras y recursos modestos.

Nacional era candidato para sumar su 17º título desde 1954 frente a un oponente que solo contaba en sus vitrinas con el cetro de 2003.

Las acciones de Banguero y de Montero destrozaron al popular club verdolaga, el del argentino Jorge Almirón.

Montero de 23 años atajó los disparos del delantero Reinaldo Lenis y el volante Vladimir Hernández.

“Es una hazaña, lo que hicimos fue grande. Santa Marta (su ciudad natal) goza lo que vivimos... A Dios gracias lo hicimos, estos manes son unos guerreros, venir a Medellín a hacer lo que hicieron es grande", declaró el técnico colombiano Alberto Gamero.

Tolima doblegó a Nacional en Medellín por segunda ocasión en seis años. De paso, Nacional dejó un invicto de 35 partidos sin perder en casa y el tanto de Sebastián Villa a los 47 minutos dejo en 1.071 minutos su marca sin recibir gol en casa.

Ibagué, capital del departamento del Tolima, está de carnaval. Arrancó cuando Montero aseguró el éxito y seguía el domingo.