TOKIO (AP) — Se han confirmado 37 muertes por el fuerte terremoto que sacudió la isla de Hokkaido, en el norte del país, la semana pasada, dijeron las autoridades japonesas el domingo.

El gobierno de Hokkaido dijo que dos personas siguen desaparecidas y otra persona no tiene signos vitales. Socorristas están usando excavadoras y palas para buscar a los desaparecidos en medio de escombros y tierra derivadas de casas que fueron arrasadas por deslaves en el pueblo de Atsuma. Todas las víctimas, excepto cuatro de ellas, son de la comunidad de 4.600 habitantes.

El primer ministro Shinzo Abe visitó la zona azotada de Sapporo, principal ciudad de Hokkaido.

El terremoto de 6,7 grados ocurrido antes del amanecer del martes dejó a Hokkaido sin electricidad y sin servicio de trenes. La electricidad volvió después de dos días a la mayoría de las casas de la isla de 5,4 millones de habitantes.