CANTON, Ohio, EE.UU. (AP) — Los linebackers estelares Ray Lewis y Brian Urlacher, así como el espectacular receptor Randy Moss figuran entre 11 jugadores elegibles por primer año al Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional.

Estos tres jugadores habrán permanecido tres años en el retiro para febrero, cuando se elija la nueva generación de exaltados al recinto de Canton, Ohio. Entre otros que serán elegibles por vez primera figuran el cornerback Ronde Barber; los receptores Donald Driver y Steve Smith; los integrantes de la línea ofensiva Steve Hutchinson, Matt Brick y Jeff Saturday, así como los miembros de la línea defensiva Richard Seymour y Kyle Vanden Bosch.

Hay por ahora un total de 108 nominados. Cincuenta y tres fueron jugadores de ataque, 38 defensivos, cinco de equipos especiales y 12 entrenadores.

Las nominaciones correspondientes a la era moderna se reducirán a 25 semifinalistas en noviembre y a 15 finalistas en enero.

Durante la semana del Super Bowl, 48 votantes discutirán sobre los finalistas, a los que se sumarán Robert Brazile y Jerry Kramer, nominados en la categoría “senior”, correspondiente a jugadores que se retiraron hace al menos 25 años. En la categoría de personas que han contribuido con el desarrollo de este deporte, fue propuesto Bobby Beathard.

No hay un límite en el número de personas que pueden llegar al Salón de la Fama. Sin embargo, se espera que haya entre cuatro y ocho nuevos miembros.

Los finalistas del año pasado que están nuevamente entre los nominados son los receptores Isaac Bruce y Terrell Owens; el centro Kevin Mawae; los tackles Tony Boselli y Joe Jacoby; el guard Alan Faneca; los safeties John Lynch y Brian Dawkins; el cornerback Ty Lawn, y el entrenador Don Coryell.

La ceremonia de exaltación se realizará en agosto de 2018, en Canton.