BRUSELAS (AP) — Dieciocho personas acusadas de un osado robo de diamantes en medio de la pista de un aeropuerto de Bélgica han sido exoneradas por falta de evidencia, informaron las autoridades.

El espectacular hurto ocurrido en el 2013, cuando los ladrones se llevaron gemas por valor de decenas de millones de dólares al sacarlas del compartimiento de carga de un avión estacionado, parecía típico de una película de Hollywood.

Hay una última persona, acusada de ser el artífice de la trama, que falta por comparecer en el tribunal.

"Es un resultado fantástico”, dijo la abogada de la defensa Nathalie Gallant. "Indirectamente el tribunal está admitiendo que teníamos razón, que no hay suficientes pruebas para condenar a nadie”.

Dimitri de Beco, abogado por la única persona que falta por juzgar, dijo, “estoy bastante seguro de que a mi cliente le ocurrirá lo mismo", aseverando que el caso no era sólido.

Sin embargo podría ser temprano para cantar victoria ya que la decisión puede ser apelada.

El valor de las joyas robadas el 18 de febrero del 2013 fue calculado en su momento en 50 millones de dólares, lo que lo haría uno de los más cuantiosos de los años recientes. Los ladrones asombraron al mundo con su precisión milimétrica.

Los ladrones sabían que varias cajas de diamantes iban a ser trasladadas desde el centro de diamantes en Amberes hacia un avión rumbo a Zúrich. Irrumpieron en la pista del aeropuerto, disfrazados de policías y en vehículos oscuros que parecían patrullas policiales. Llegaron hasta el avión, blandearon sus ametralladoras y se llevaron las joyas. La operación no tardó ni cinco minutos.

___

El videoperiodista de la AP Sylvain Plazy contribuyó con este despacho.