NUEVA YORK (AP) — La tasa de natalidad en Estados Unidos disminuyó el año pasado, lo que condujo al menor número de bebés nacidos en tres décadas, según un informe oficial difundido el jueves.

Los expertos dijeron que se debe a una combinación de distintos factores, entre ellos las nuevas actitudes hacia la maternidad y las pautas cambiantes de inmigración.

El informe provisorio, basado en un estudio de más del 99% de los certificados de nacimiento emitidos en el país, contó 3,9 millones de nacimientos el año pasado, la cifra más baja desde 1987.

Los nacimientos decrecen desde 2014, pero 2017 registró la mayor caída con respecto al año anterior: 92.000 menos que en 2016.

Resulta sorprendente, porque la natalidad suele aumentar paralelamente con los booms económicos, y 2017 fue un año de bajo desempleo y economía en expansión.

Pero entran en juego otros factores, según los expertos.

Por ejemplo, las “millennials” se encuentran actualmente en sus mejores años para tener hijos, pero tal vez prefieren dejar la maternidad para más adelante o tener pocos hijos, según los estudiosos.

También puede deberse a cambios en la población inmigrante, que generan casi el 25% de los bebés nacidos en Estados Unidos cada año. Por ejemplo, los asiáticos empiezan a constituir una proporción mayor de la población inmigrante, y suelen tener menos hijos que otros grupos.

También se ha registrado un aumento del uso del DIU y otros métodos anticonceptivos a largo plazo.

Otras conclusiones del informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades son que la tasa de nacimientos para mujeres de 15 a 44 años, o tasa general de fertilidad general, cayó al 60 por 1.000, un nivel históricamente bajo

El único grupo que mostró un aumento de la natalidad es el de las mujeres en sus 40, 2% más que el año anterior.