NASHVILLE, Tennessee, EE.UU. (AP) — El coordinador ofensivo de Tennessee, Terry Robiskie, lució como la persona más feliz de la Tierra el miércoles, cuando observó la manera en que Marcus Mariota mostró sus virtudes principales.

El quarterback mantuvo a raya a un safety, mediante un brazo estirado, antes de lograr un largo acarreo.

Cuando Mariota corre, los Titans suelen sonreír, porque su ataque da señales de vida.

“Sabemos que él es capaz de hacer eso y, cuando lo hace, ayuda quizás en un 80% a nuestra ofensiva”, comentó Robiskie. “Odio decir esto, pero si él no puede hacer esto o no está en una situación que se lo permita, no somos la ofensiva que intentamos ser”.

Mariota realizó 10 acarreos, la mayor cantidad de su vida, para aportar su cifra más destacada de la campaña, con 60 yardas, en el duelo que los Titans ganaron el domingo por 15-10 a los Jaguars. Así, Tennessee aseguró un boleto de postemporada, algo que no conseguía desde 2008.

Y lo mejor fue que los compañeros de Mariota le notaron una actitud distinta. Les infundió confianza en que su quarterback se siente bien.

Tal vez está mostrando su mejor condición desde que una fractura en la pierna derecha puso fin de manera anticipada a su campaña en 2016.

“Es el viejo Marcus, el que era antes de la lesión”, consideró Jurrell Casey, integrante de la línea defensiva. “Así es él. Éste es el Marcus que yo esperaba, el que usa las piernas y hace que las cosas sucedan. Necesitamos ver eso más a menudo, que vaya adelante”.

A Mike Mularkey, el entrenador de los Titans, le encantó el lenguaje corporal de Mariota. Los Titans (9-7) necesitan que su mariscal de campo, ganador del Trofeo Heisman en 2014, siga corriendo el sábado, cuando visiten a Kansas City (10-6) en uno de los duelos de comodines de la Conferencia Americana.

Será el debut de Mariota en postemporada.

“Estamos ahora en ese punto en que cada hombre necesita hacer lo que puede, lo que sea necesario, para que esto funcione”, dijo Mularkey. “Fue bueno ver que él lo hizo la otra noche. Evidentemente, esto nos ayudó a ganar el partido. Pienso que ello le ayudó también a confiar en que puede hacer más”.