BUENOS AIRES (AP) — El gobierno argentino defendió el lunes la actuación de las fuerzas de seguridad en el enfrentamiento con mapuches en la Patagonia durante el cual un indígena falleció y otros dos resultaron heridos.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo a periodistas en una conferencia de prensa que el gobierno le da “carácter de verdad a la versión de Prefectura (policías guardacostas)” sobre el enfrentamiento que varios agentes libraron el sábado con un grupo de entre 15 y 20 mapuches en un predio de la provincia de Río Negro del que los indígenas -que reivindican como propio- habían sido desalojados dos días antes.

Durante ese enfrentamiento falleció de un tiro el joven mapuche Rafael Nahuel, lo que es investigado por la justicia federal. Aparentemente Nahuel y otros mapuches habían escapado hacia la montaña tras ser desalojados el 23 de noviembre de un sector del Parque Nacional Nahuel Huapi próximo a la localidad de la Villa Mascardi, a unos 1.600 kilómetros al suroeste de Buenos Aires.

“De acuerdo a la prefectura que estuvo en el lugar había armas de grueso calibre (del lado de los mapuches)”, que destruyeron vegetación, dijo Bullrich. Según la funcionaria, “las armas están ahí o ya las sacaron” los indígenas.

Agregó que en el sur “han ocurrido más de 70 acciones violentas o atentados en los últimos años” de “estos grupos violentos que no respetan la ley, no reconocen a la Argentina, no aceptan el Estado ni la constitución”.

Bullrich consideró que “cada vez van a quedar menos pruebas” para ser investigadas por la justicia porque, desde la muerte de Nahuel, los mapuches no permitieron “entrar más” a la zona lindera al Lago Mascardi. Al respecto indicó que el gobierno no aceptará esa actitud ya que “nuestros límites son los de la constitución”.

“Estamos totalmente abiertos a dialogo con todo grupo pacífico, no habrá dialogo con grupos violentos que violan la ley”, afirmó la funcionaria. Agregó que el gobierno entra en contacto con las autoridades de Chile, donde también se han producido actos violentos por parte de mapuches, cuando se producen estos hechos.

Se intenta determinar si los mapuches estarían relacionados con el grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que para la ministra “es el nombre genérico de grupos que actúan violentamente” a los que hay que “separar de los mapuches u originarios”.

Por su parte, el gobernador de la provincia de Río Negro, Alberto Weretilneck, dijo que “una cosa es la comunidad del pueblo mapuche, reconocida por el Consejo de Desarrollo Indígena” y otra son los que “utilizan la violencia”.

El Ministerio de Seguridad reportó la víspera que cuatro policías que rastrillaban la montaña fueron "emboscados" por hasta 20 personas encapuchadas que portaban piedras, lanzas y armas de fuego.

"Frente a los disparos de armas de fuego por parte del grupo violento... (los agentes) se cubrieron con disparos de fuego intimidatorios siempre en dirección hacia los árboles y no en dirección hacia los atacantes, ya que no se podía visualizar más a aquellos hombres que se encontraban disparando", detalló.

El comunicado agregó que después del operativo dos mapuches bajaron del cerro con un herido que durante el trayecto perdió la vida y mencionó que había además otros dos heridos -entre ellos una mujer- y dos detenidos. No reveló la identidad del fallecido, pero la comunidad mapuche de Lof Lafken Winkul Mapu lo identificó como Rafael Nahuel.

El joven murió por una herida de bala, de acuerdo con un hospital de la zona.

El enfrentamiento con los mapuches coincidió con el velorio del joven artesano Santiago Maldonado, que desapareció el 1 de agosto tras una protesta de indígenas mapuches en la provincia limítrofe de Chubut que fue reprimida por la gendarmería (policía de fronteras).

El cuerpo sin vida de Maldonado fue hallado en un río patagónico el 17 de octubre. La autopsia determinó que la causa de la muerte fue por ahogamiento y la justicia investiga ahora cómo se produjo la entrada al agua del joven, quien no sabía nadar.

La familia culpa a la gendarmería por la eventual muerte del joven, cuyo caso conmocionó al país y generó masivas movilizaciones convocadas por organismos de derechos humanos.