NUEVA YORK (AP) — La red social Facebook informó que la compañía proporcionará los contenidos de 3.000 anuncios comprados por una agencia rusa a los investigadores del Congreso.

La acción anunciada el jueves se produjo cuando la compañía ha enfrentado una creciente presión de miembros de Congreso para liberar el contenido de los anuncios. Facebook ya había proporcionado los anuncios a las autoridades federales estadounidenses que investigan la interferencia de Rusia en la elección presidencial de Estados Unidos de 2016.

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que la compañía “trabaja activamente” con el gobierno estadounidense en sus actuales investigaciones de Rusia. Zuckerberg dijo el jueves en una publicación de Facebook y en un video en vivo que él ha solicitado a su equipo proporcionar al Congreso los anuncios, creados en cuentas falsas vinculadas a Rusia.

Sin embargo, Zuckerbeg advirtió que Facebook no podrá detener todo el material indeseable antes de que llegue a su red social.

“No voy a sentarme aquí y decirte que vamos a detener todo el material malo en nuestro sistema. No revisamos lo que la gente dice antes de que lo digan y, honestamente, no creo que nuestra sociedad quiera que lo hagamos”, dijo Zuckerberg. “Si violas los estándares de nuestra comunidad o la ley, después te enfrentarás a consecuencias”. Agregó: “No podremos atrapar a todos inmediatamente, pero podemos complicarles su intención de interferir”.

Zuckerberg dijo que Facebook hará que haya más transparencia en los anuncios políticos. “Cuando alguien compra anuncios políticos en televisión u otros medios, están obligados por ley a revelar quién los pagó. Pero aun así, no sabes si ves los mismos mensajes que todos los demás”, escribió el director en una publicación.

Zuckerberg insinuó que la compañía no proporcionará mucha información públicamente ya que la investigación federal en curso limitará lo que puedan develar.

Los líderes del Comité de Inteligencia del Senado han intentado llevar a los directivos de Facebook ante el comité desde que la compañía reveló la existencia de los anuncios hace dos semanas. Sin embargo, los críticos dijeron que Facebook debería de ir más allá y que debería de decirles a sus usuarios cómo podrían haber sido influenciados por terceras personas.