MEMPHIS, Tennessee, EE.UU. (AP) — Cincuenta años después de que un disparo en Memphis segó la vida del reverendo Martin Luther King Jr., la libertad sonó desde el balcón del motel Lorraine al escucharse el tañer de una campana 39 veces en honor a una vida interrumpida por el racismo.

King murió siendo uno de los hombres más odiados en Estados Unidos, pero el miércoles múltiples admiradores agradecidos por su vida y su legado lamentaron su pérdida y se comprometieron a continuar su trabajo inconcluso para poner fin a la injusticia racial y a la desigualdad económica.

“Nada sería más trágico que nos detuviéramos en este punto”, dijo el reverendo William Barber, que esta primavera retomará la Campaña de la Gente Pobre de King. “Debemos ascender juntos o hundirnos juntos. Lo que él dijo entonces es lo que debemos hacer ahora”.

En todo el país se realizaron diversos homenajes en honor del líder por los derechos civiles asesinado. En el epicentro se ubicó Memphis, donde King fue muerto el 4 de abril de 1968 en el balcón del motel Lorraine mientras visitaba la ciudad para apoyar una huelga de trabajadores de limpieza. Tenía 39 años.

La dignidad de los trabajadores salió a relucir de nuevo en el aniversario este año, en el que profesores de Oklahoma y Kentucky salieron de las escuelas para exigir mejores salarios.

Los tres males del racismo, la pobreza y la guerra que King combatió al final de su vida perduran, desde las desigualdades económicas, educativas, de vivienda y de salud hasta la amenaza de una guerra nuclear inminente. Tanto los oradores como los manifestantes del día se comprometieron a continuar la labor de King.

El reverendo James Lawson, que invitó al líder negro a Memphis hace 50 años para que diera su apoyo a la huelga de trabajadores de limpieza, dijo que se requieren más avances para alcanzar la meta de King de igualdad para todos.

“Aún estoy ansioso y frustrado”, dijo Lawson, ahora con el cabello grisáceo. “La labor está inconclusa”.

En un discurso en Atlanta, la ciudad natal de King, la reverenda Bernice King recordó a su padre como un gran orador cuyo mensaje de protestas pacíficas sigue siendo vital décadas después.

“Decidimos iniciar este día recordando al apóstol de la no violencia”, afirmó durante una ceremonia para otorgar un premio que lleva el nombre de su padre.

A pesar del dolor que significó perder a su padre, dijo que ella no cambiaría los hechos históricos.

“En realidad, me alegra que todo ocurrió como ocurrió porque no me puedo imaginar el mundo en que vivimos sin las contribuciones de Martin Luther King Jr. y Coretta Scott King y el sacrificio que hicieron”, señaló.

Al comenzar una marcha en Memphis, la gente se tomó de los brazos o sostuvo letreros mientras coreaba consignas y entonaba canciones tales como “We Shall Overcome” (Lo superaremos). La policía de Memphis estimó que asistieron unas 10.000 personas.

____

Brumback reportó desde Atlanta.