NAIROBI, Kenia (AP) — Presuntos extremistas islámicos decapitaron a tres personas y quemaron sus viviendas en un ataque en una localidad keniata de la costa del Índico, dijeron el viernes funcionarios del país.

Pistoleros que se cree pertenecen a la milicia radical al-Shabab atacaron la localidad de Maleli, cerca de Witu, explicó Gilbert Kitiyo, comisario del condado de Lamu.

Las decapitaciones obra de al-Shabab son algo poco habitual en Kenia, donde el grupo extremista perpetró decenas de ataques letales en los últimos años. En julio, el grupo fue acusado de decapitar a nueve personas en otra aldea de la región de Lamu y, en las últimas semanas, ha intensificado sus ataques en el país del este de África.

Al-Shabab, vinculado a Al Qaeda, prometió venganza luego de que Kenia envió sus tropas a Somalia en 2011 para combatir al grupo, que el año pasado se convirtió en la milicia extremista más letal del continente.