NUEVA YORK (AP) — Roger Federer dice que este “es el US Open más lento que hemos tenido en varios años”.

Resulta que no es por accidente.

El director del torneo David Brewer confirmó que las canchas del torneo de Grand Slam fueron modificadas a propósito para que fuesen “un poquito” más lentas en respuesta a comentarios de jugadores en años recientes de que parecía estarse acelerando.

"En el comentario general que hemos recibido de los jugadores en los últimos años _ una amplia gama de jugadores, mujeres y hombres _ el punto común era: las canchas estaban ganando velocidad”, dijo Brewer en una entrevista con The Associated Press. “Nosotros sentimos que debíamos lidiar con eso este año. Al mismo tiempo, queríamos asegurarnos de que teníamos una buena consistencia en todas las canchas”.

La cantidad de arena y otras substancias granulares en la capa superior de la superficie puede ser ajustada para afectar la velocidad de la cancha, algo que es responsable por el cambio, y no el cambio reciente de asfalto a cemento bajo cada cancha en Flushing Meadows.

Añadió que no recuerda que haya habido un esfuerzo concertado para acelerar las canchas con intención de ayudar a los jugadores estadounidenses a tener mejores resultados en el Grand Slam del país.

"Estoy tratando de pensar si alguna vez nos sentamos y dijimos ‘A ver, ¿qué podemos hacer para ayudar a los jugadores estadounidenses en lo que se refiere a las superficies de las canchas?’ No pienso haber te nido esa conversación en mis 20 años aquí”, dijo.

Ningún tenista masculino estadounidense ha ganado el título de sencillos en Nueva York desde que Andy Roddick lo hizo en 2003 y ninguno ha llegado siquiera a semifinales desde Roddick en 2006. John Isner, el estadounidense con el mejor ranking, perdió en cuartos de final esta semana.

Mujeres estadounidenses coparon las semifinales el año pasado, mientras que Serena Williams y Madison Keys avanzaron a esa instancia en la actual edición.