LIVERPOOL, Inglaterra (AP) — Liverpool hizo trizas del Manchester City con tres goles en los primeros 31 minutos el miércoles, para certificar una victoria 3-0 en la caldera de Anfield y quedar muy cerca de su primera semifinal de la Liga de Campeones en una década.

En otra noche europea que quedará grabada en la rica historia del club, Liverpool ridiculizó al mejor equipo de la temporada en el fútbol inglés. Mohamed Salah — con su 38vo gol de la temporada — Alex Oxlade-Chamberlain y Sadio Mané anotaron en el mítico estadio.

Los Rojos procedieron a resistir durante el segundo tiempo el incesante asedio del City, necesitado de un gol de visitante para darle un soplo de aire a sus aspiraciones en la eliminatoria de cuartos de final, especialmente cuando Salah se retiró lesionado y podría estar en duda para la vuelta la próxima semana en el Etihad Stadium.

“El primer tiempo fue brillante”, resumió el técnico de Liverpool Juergen Klopp. “Así es cómo se debe jugar al fútbol”.

La ilusión del City por una tripleta de títulos — ya ganó la Copa de la Liga y el sábado podría convertirse en el equipo que más temprano se corona e campeón de la Liga Premier — pudo haberse desvanecido en un lapso de 19 minutos en el que se achicaron ante el encendido ambiente en Anfield, teñido de rojo por todos lados.

La apuesta táctica de Pep Guardiola, al sacrificar a Raheem Sterling para que Ilkay Gundogan aportara más músculo en el mediocampo, fue un verdadero desastre. El City quedó desorientado, sobre todo sus volantes. Aymeric Laporte — un central — reflejó puro desconcierto al ser improvisado como lateral izquierdo para tratar de anular a Salah.

No fue hasta los 57 minutos, con el ingreso de Sterling, que el City dio señales de vida. Pero ni siquiera pudo descontar.

Cuando se le pidió que valorara el efecto de su cambio de estrategia, Guardiola replicó: “Hemos perdido 3-0”.

“En esta sala”, añadió a los reporteros, “no hay nadie, salvo el individuo que les habla, que cree que podemos avanzar”.

Liverpool, cinco veces campeón de la Copa de Europa, se afianzó como el equipo más anotador de la actual edición con 31 goles. Pero perder al egipcio Salah podría ser determinante en los 90 minutos que faltan por disputar, con el antecedente de que Liverpool perdió 5-0 de visita al City en la Premier.

"Mo dice que se siente bien”, indicó Klopp. “Pero vamos a tener que examinarlo”.

El ambiente en Anfield se caldeó desde mucho antes del partido. El autobús que trasladó a los jugadores del City fue agredido afuera del estadio, con algunos hinchas arrojando latas y al menos una botella a las ventanas. Fue tanto el daño que el City debió ordenar otro autobús para el viaje de vuelta a casa, uno que será muy amargo.