BRUSELAS (AP) — El presidente francés Emmanuel Macron afirmó el viernes que a pesar de los indicios positivos de la cumbre de la Unión Europea sobre las negociaciones para que Gran Bretaña abandone el bloque, un proceso conocido como Brexit, "todavía queda mucho por hacer si queremos pasar a la segunda fase" y comenzar las conversaciones sobre una futura relación comercial.

Agregó que aunque algunos británicos han dicho que sería posible abandonar la UE sin ningún acuerdo para el plazo del 29 de marzo de 2019, Macron insistió en que la primera ministra británica, Theresa May, nunca mencionó tal posibilidad.

Macron calificó esas conjeturas como "fanfarronadas".

Los líderes de la Unión Europea concluyeron el viernes dos días de conversaciones del Brexit y buscaron nuevas formas de acelerar las complejas negociaciones, unos 18 meses antes de que Gran Bretaña abandone el bloque. Hubo escasos progresos en las conversaciones.

May instó a sus 27 socios de la UE a dar impulso a las conversaciones, a pesar de que se incumplió un objetivo interino de ampliar las conversaciones más allá de los aspectos inmediatos del proceso de divorcio para incluir a las relaciones y lazos comerciales futuros entre la UE y Gran Bretaña.

Eso podría ocurrir en diciembre si se ponen en marcha los mecanismos.

"Soy ambiciosa y positiva sobre el futuro de Gran Bretaña y sobre esas negociaciones, pero sé que aún nos queda algo de camino. Debemos trabajar juntos para conseguir un resultado que podamos apoyar y que funcione para todos nuestros pueblos", dijo May a la prensa tras un desayuno informal con sus homólogos de la UE.

Pese a la sensación de urgencia por ambas partes y las peticiones de que se aumente el ritmo de las negociaciones, siguen atascadas en cuestiones preliminares.

Los temas en cuestión son la suma que debe pagar Gran Bretaña _que la UE estima entre 60.000 y 100.000 millones de euros (de 70.000 a 120.000 millones de dólares), frente a la posible oferta de Londres de 20.000 millones_, los derechos de los ciudadanos afectados por el Brexit y la situación de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Para romper el estancamiento, los 27 socios de May acordaron el viernes negociar entre ellos para que su posición conjunta sobre las relaciones y lazos comerciales futuros esté lista si hay "suficientes progresos" en los temas preliminares para cuando la UE celebre su próxima cumbre formal de mandatarios el 14 y 15 de diciembre.

May, que cree que los términos del divorcio y las relaciones futuras están entrelazados y no pueden negociarse por separado, admitió que queda mucho por hacer en algunos de los temas de la separación antes de que la UE vea "suficientes progresos" para pasar a la segunda fase de las conversaciones.

La mandataria británica dijo que ambas partes estaban cerca en la cuestión de los derechos de los ciudadanos pero aún tenían trabajo que hacer sobre la factura del Brexit y en la frontera entre Irlanda, miembro de la UE, e Irlanda del Norte, que forma parte de Reino Unido.

Varios funcionarios dijeron que también se estudiaban cambios en el formato de las negociaciones. En este momento, los negociadores del Brexit se reúnen aproximadamente durante cuatro días cada tres semanas, lo que aumenta la atención de los medios y las expectativas de avances. La idea sería eliminar las rondas y celebrar conversaciones de forma continuada.

___

Los periodistas de The Associated Press Raf Casert y Angela Charlton contribuyeron para este despacho