SEASIDE, California, EE.UU. (AP) — Un maestro que disparó accidentalmente una pistola dentro de un aula en California, durante una clase de seguridad en el manejo de armas de fuego, renunció a su trabajo, dijeron funcionarios escolares el jueves.

Dennis Alexander presentó su renuncia ante el Distrito Escolar Unificado de la Península de Monterey el pasado 29 de marzo. Será efectiva al final del año escolar, dijo la portavoz Marci McFadden a la televisora KSBW-TV.

El mes pasado, Alexander apuntaba la pistola hacia el techo para asegurarse de que no estaba cargada, cuando el arma se disparó. Nadie sufrió heridas graves, pero algunos fragmentos del techo golpearon a algunos alumnos, dijo la policía.

Alexander permanece bajo licencia administrativa mientras prosigue el proceso disciplinario interno, dijo McFadden.

Alexander, quien es miembro del concejo municipal de Seaside, era además policía de reserva en la ciudad de Sand City, pero también renunció a ese cargo tras el incidente.

Los agentes de policía “están obligados a manejar las armas de forma segura. Se supone que no deben mostrar las armas de fuego de manera innecesaria. No se supone que deban permitir que otras personas manipulen sus armas”, dijo el jefe policial de Sand City, Brian Ferrante.

Aunque California tiene varias leyes que prohíben que los maestros lleven armas de fuego en las escuelas, Alexander tenía permiso legal para portar armas dentro del campus porque era un agente juramentado del orden.

Alexander no ha respondido a varias solicitudes de comentario, pero ofreció una emotiva disculpa durante una reunión del concejo municipal el mes pasado.