BRUSELAS (AP) — El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo el martes que la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea sigue siendo la prueba más dura que ha enfrentado el bloque y renovó su llamado a la unidad entre los estados miembro.

El Brexit "sigue siendo la prueba de estrés más dura. Si la suspendemos, las negociaciones terminarán con nuestra derrota”, afirmó Tusk.

“De hecho, depende de Londres cómo termine esto: con un buen acuerdo, sin acuerdo o sin Brexit”, dijo en una comparecencia en Estrasburgo, Francia, para informar a los legisladores comunitarios sobre la cumbre de la UE de la semana pasada.

“La UE podrá levantarse en cualquiera de los escenarios siempre que no nos dividamos”, agregó.

Está previsto que Gran Bretaña abandone la Unión Europea en marzo de 2019, pero las negociaciones del Brexit avanzan muy lentamente.